Tutorial Recetario de postres por Liza 

¡¡Hola!!

Los que me conocen saben que me encanta hacer repostería, da igual que sea una tarta que unos cupcakes que unos vasitos de mousse de chocolate…todo vale para endulzar la vida a los que me rodean. En mi búsqueda de la receta perfecta para cada postre voy tomando notas y escribiendo en diferentes papeles y hojas, que al final acumulo en un cuaderno roñoso, por lo que ha llegado el momento de ponerle solución al caos.

He decidido hacer un recetario solo de postres, pero no me valía con un cuaderno, tenía que poder sacar una y otra vez cada receta para poder usarla (más de una vez he pasado, sin querer, la hoja del cuaderno y he hecho dos recetas en una, jejeje) así que pensé que la mejor solución era una caja con tarjetones para las recetas.

1

¿Os apetece un tutorial para hacerlo vosotros mismos?

MATERIALES:

-            2 Planchas de chipboard de 30×30

-            Cartulina negra grande

-            Papeles para decorar

-            Cinta de doble cara extrafuerte

-            Básico negro

-            Pestañas adhesivas

-            Gel Medium

-            Distress Ink

-            Glossy Accents

-            Adornos varios

 

Para empezar debemos saber el tamaño que queremos para el recetario, en mi caso he hecho uno de 22cm de ancho por 17cm de alto y 5cm de fondo.

Se cortan dos planchas de chipboard de 22×17 cm, una de 22x5cm (para la base), otra de 22×5´3cm (para la tapa) y una de 22x2cm (para la solapa). Para los laterales cortaremos dos planchas de 16´8x5cm (estas son más bajas porque hay que contar con el grosor de 2mm del chipboard.) que reservaremos para después.

2

Cortamos una cartulina negra (de las grandes) a un tamaño de 55x26cm y disponemos todas las piezas que hemos cortado en orden sobre ella, con cinta adhesiva de doble cara, dejando una separación de 5mm entre ellas.

3

Con una plegadera, o la parte que no corta de las tijeras, hacemos los pliegues de la cartulina para “envolver” las piezas de chipboard y poder pegarla. En mi caso me gusta utilizar el gel médium, lo extiendo con una brocha y me ayudo de un rodillo para que quede bien pegado (el rodillo se puede sustituir por la mano, jeje).

4 5

Con la ayuda de la plegadera vamos haciendo los pliegues suavemente para no romper la cartulina y ya tenemos nuestra estructura principal.

6 7

Forramos de cartulina las dos piezas laterales dejando unas pestañas para poder pegarlas a la estructura.

8 9

Antes de pegar la estructura hay que forrar el interior. En esta ocasión, en lugar de recurrir a los papeles con estampados de cocina (que los hay preciosos) me he decidido por la colección Rendezvous de Marion Smith Desings, con unos colores geniales que alegran cualquier proyecto de scrapbooking.

Cuando peguemos el papel de scrapbooking hay que tener en cuenta la dirección de la caja para que no nos quede una parte del revés y no olvidarnos de entintar los bordes con la tinta de envejecimiento Distress Ink worn lipstick.

10

Ahora llega el momento de pegar los laterales a la estructura, primero la parte de la base y después los lados, con mucho cuidado para que quede todo cuadrado.

11 12 13 14

Para hacer el cierre de la caja yo he optado por imanes, pero podéis usar brads, cierres metálicos, etc…lo que más os guste.

15

¿No os pasa que siempre que usáis un libro o un cuaderno en la cocina se acaba manchando? No importa lo mucho que limpiemos, siempre…y digo siempre, habrá algún resto de líquido, harina, mantequilla, etc, que nos dejará la manchita dichosa en nuestro papel. Estuve pensando en cómo podía poner remedio a este problema y recordé algo. ¿Os acordáis del forro de libros adhesivo, de esos del cole? Pues recorté un trozo del mismo largo que la base pero más ancho, para poder proteger también los laterales, y lo pegue encima del papel decorado. De esta forma se puede limpiar fácilmente y sin que se estropee el papel,

16

Con el básico negro haremos los separadores de las recetas, por el momento los míos se dividen en tartas, cupcakes y otros postres (que como no sabía cómo ponerlo, he optado por desserts). Para ellos se recortan tres rectángulos de 21x15cm y se hacen las pestañas con los adhesivos de We are Memories.

17 18 19

Como no he encontrado tarjetones con las medidas que yo quería he decidido hacérmelos en un documento Word que he impreso en papel de 120gr (más grueso que los folios normales) que acabaré plastificando cuando esté conforme al 100% con la receta (ya os digo que siempre ando cambiando algo para que quede como más me guste).

20

Y ahora viene lo divertido, decorar nuestro recetario. He mezclado varios papeles de la colección de papeles de scrapbooking Rendevous junto con las maderitas de GigietMoi que son preciosísimas, y que he dado volumen con el glossy accents, y unos stickers de la colección Home Sweet Home de Carta Bella.

21 22 23 24

Espero que os haya gustado y os animéis a hacer vuestro propio recetario.

Liza Álvarez (Ascrapbookear)

 

Artículos Relacionados

3 Respuestas

Deja un comentario