Homedecor versus portafotos

Ya sabéis que me encanta reciclar parte de los materiales que uso en mis proyectos. Por ejemplo, el soporte de mi propuesta para el reto de febrero es un sobre de correo de esos marrones con burbujas en el interior.

Hoy os explico cómo alterar un calendario de mesa para convertirlo en un homedecor o un portafotos.

La principal dificultad es el espacio reducido del calendario. Eso condicionará el tamaño de las fotografías si quieres usarlo como portafotos o la decoración que añadas al trabajo.

 

Vamos a ver el paso a paso:

 PASO 1- Aunque es obvio, lo primero es quitar las hojas del calendario. Lo hago poco a poco para no dañar el alambre de la espiral.

PASO 2- Para proteger la zona de trabajo, cuando uso tintas, pinturas, gesso, etc. utilizo una alfombrilla de silicona de gran tamaño de Heidi Swapp (importante: no se puede cortar sobre ella).

sin título-1

 

PASO 3- Pego distintos papeles en uno de los lados. En este caso he utilizado una fotocopia con una tabla datos (apuntes de la universidad) y papel tissue de Tim Holtz. Para pegarlos uso gel medium aplicado con un pincel o brocha. Con esto consigo un fondo con varias tipologías de letras y papeles en distintos sentidos. También puedes conseguir ese efecto con papeles de scrapbooking.

sin título-3

 

 PASO 4- Añado textura con cinta de vidrio adhesiva (o cinta de malla) y con cinta de carrocero.

sin título-4

 

PASO 5- Con ayuda de una espuma del aplicador de distress, distribuyo la pintura Viva Decors Inka Gold en color dorado . Insisto con más pintura en las zonas con la cinta de vidrio o la de carrocero. Esta pintura es tipo pasta y de secado muy rápido. También se puede usar con stencils!!!! Tiene un brillo metalizado espectacular y podéis encontrarla en tienda en más gama de colores .

sin título-5 

PASO 6- Pongo algo de washitape para dar más textura y color.

sin título-6

 

PASO 7- Añado pasta de textura o modeling paste de 13 Arts con ayuda de una espátula de plástico (a mi me va genial la plana ancha) sobre un stencil de The Crafter’s Workshop.

sin título-7

 

PASO 8- Una vez seca toda la superficie, estampo en algunas partes del trabajo con el sello Messy de Finnabair. Utilizo la tinta versafine que define muy bien hasta los detalles más pequeños pero es de secado lento. No estampo el sello completo. Para esta técnica no se utiliza ningún soporte de metacrilato. Se sujeta el sello sólo con nuestros dedos y una vez entintado parcialmente damos toques suaves y rápidos sobre la zona deseada, consiguiendo así la estampación “a trozos” y creando ese efecto a capas.

sin título-8

PASO 9- Hago salpicaduras directamente con el palo del dosificador de las tintas en spray. Uso dylusions negro, distress spray stain plateado y negro glitter de 13 Arts.

sin título-9 

10- Preparo un corazón en cartulina color kraft.  Estampo el corazón troquelado con el mismo sello Messy y tinta versafine negra.

sin título-10

 

PASO 11-Pego el corazón sobre la silueta del corazón hecha con el stencil.

 PASO 12- Para crear más textura, añado un cordón negro como si quisiera envolver la parte del antiguo calendario que estoy trabajando.

sin título-11 

PASO 13- Pinto la silueta de un corazón de madera con Viva Decor Inka gold con ayuda de la espuma y con Glossy Accents (se usa de pegamento para detalles pequeños) lo pego sobre el corazón kraft.

sin título-12 sin título-13 

PASO 14- Para finalizar la decoración, añado rub-ons en algunas zonas del trabajo.

 

A continuación tenéis las fotos del resultado final ya sea para usar a modo de homedecor o como portafotos. En este caso he sujetado las fotografías con pequeñas pinzas (también se pueden usar clips).

sin título-14 sin título-15

Espero que os guste!

Bianca


Una Respuesta

Deja un comentario