Una buena manera de optimizar nuestro material de scrapbooking es usándolo en layouts. A veces puede ocurrir que un mismo material usado en un layout luego no se quiere usar en otro para que los dos proyectos no parezcan iguales.

Pero para poder sacar el máximo partido a nuestro material y que dos layouts realizados con el mismo  material se vean completamente distintos, te propongo hacer un layout doble.

Un layout doble como su nombre indica es crear dos layouts de manera simultánea y que posteriormente vamos a separar para obtener dos layouts. La ventaja de hacer este tipo de proyecto es que se usa material común a ambas composiciones pero conseguimos que el proyecto guarde armonía, tanto cuando los layouts están pegados como cuando los separamos.

Para realizar un layout doble vamos a necesitar:

-        Dos hojas de papel de scrapbooking de 30×30 cm. Las utilizadas en el proyecto de hoy pertenecen a la colección Fancy Free de Pink Paislee.

-        Gesso

-        Stencils

-        Tintas distress

-        Adornos como alfabetos y chipboard.

-        Tinta acrílica para crear efecto salpicadura

Paso 1 – Preparando la base

Para preparar la base de nuestro proyecto, cogeremos las dos hojas de papel de scrapbooking de 30x30cm y las colocaremos la una al lado de la otra.

paso-1-preparar-papeles

Cortaremos un trozo de papel de scrapbooking que colocaremos entre las dos hojas y que nos servirá para unirlas. Para ello, colocaremos cinta de doble cara en cada extremos del retal de papel y lo pegaremos en la parte central, uniendo lo que en un principio serían dos layouts.

paso-1-unir-los-layouts

Paso 2 – Trabajar el fondo

Como la idea es trabajar el fondo en simultáneo, cogeremos un stencil y añadiremos gesso para crear efecto relieve. He escogido uno de Tesesa Collins. Aprovechando que tenemos la brocha/espátula con gesso, pintaremos algún otro espacio del proyecto con gesso. Esto creará equilibrio en la composición.

paso-2-trabajar-el-fondo

A continuación, con el otro stencil de círculos y con algunas tintas Distress, pintaremos sobre el stencil para conseguir fijar el estampado del mismo sobre el papel. He escogido colores muy similares a los de las hojas de papel de scrapbooking para que toda la composición guarde harmonía.

paso-2-stencils-2

paso-2-distress-y-stensils

Paso 3 Decorar

Algunos alfabetos, die cuts, gotas de tinta acrílica o algún adorno de chipboard servirán para decorar nuestra composición.

paso-3-decorar

Recuerda que debes trabajar los dos layouts como si fueran uno, de modo que equilibra los adornos para que cuando mires la composición en global no esté demasiado recargada y todos los adornos combinen los unos con los otros.

Paso 4 Separar los layouts

Ahora que ya tenemos el proyecto acabado podríamos dejarlo así y tener un layout de 60x60cm pero la gracia de este tipo de proyecto es trabajar los layouts en conjunto pero que puedan existir individualmente, de modo que con la cizalla, cortemos por la parte central, separando los layouts cortando el retal de papel que los unía.

paso-4-separar-los-layouts

Como por arte de magia, ahora tenemos dos layouts que si colocamos uno junto al otro combinan perfectamente y si los separamos, pueden lucir y existir de manera individual.

layout-nina layout-nino

Espero que el proyecto de hoy os haya inspirado y que os animéis a trabajar vuestros layouts con esta técnica.

Hasta pronto!

A qué huele el Scrap

 

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario